Logotipo de Ibermática - Página de Inicio

ES   EN

Se encuentra usted aquí

Outsourcing



Externalizar es la decisión estratégica por la cual una empresa transfiere procesos de su cadena de valor, que no representan el centro de su negocio, a un proveedor eficiente. De esta manera se constituyen relaciones estables y duraderas cuyas actividades se integran en su modelo de negocio. Hoy en día, en cualquier organización, existen tres vectores (competitividad, tecnología y recursos humanos) que la dirección informática debe manejar y equilibrar; y es en este contexto donde los servicios externalizados cobran sentido. La contratación y gestión de servicios IT es el punto de equilibrio para que las empresas se focalicen en el core, obviando el context de su negocio.

Ibermática ofrece respuesta a todos estos aspectos a través de sus diferentes soluciones outsourcing. Así, damos servicio en diferentes modalidades, evolucionando los modelos de prestación, para así aportar cada vez mayor valor añadido y trasladar nuestro compromiso al cliente

El outsourcing se ha ido extendiendo por diferentes ámbitos de aplicación. Tradicionalmente, la concentración en las actividades principales del negocio y la reducción de costes eran los principales argumentos que llevaban a las empresas a apostar por la externalización. En el escenario actual, a estos motivos se han sumado otros como son el incremento de la complejidad tecnológica, la mejora de la eficiencia global, la dispersión geográfica de los usuarios, etc.

Ibermática ofrece respuesta a todos estos aspectos a través de sus diferentes soluciones outsourcing. Así, damos servicio en diferentes modalidades, evolucionando los modelos de prestación, para así aportar cada vez mayor valor añadido y trasladar nuestro compromiso al cliente: